A 21 años de la reforma menemista de la LES
20 | JUL | 16

 

SEGUIMOS LUCHANDO POR UNA UNIVERSIDAD INCLUSIVA, MASIVA Y POPULAR

El 20 de Julio de 1995, en el marco de las reformas neoliberales encaradas por el gobierno de Menem, el Congreso Nacional aprobaba la reforma la Ley de Educación Superior n°24.521. La LES menemista respondía obedientemente a las directivas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, a un proyecto de país que comenzó a instalarse en nuestra Patria Grande a partir de la dictadura cívico-militar de 1976, y que se profundizó en los '90 con la Ley de Convertibilidad, la Precarización Laboral, privatización y vaciamiento de empresas estratégicas como YPF, Aerolíneas Argentinas, Ferrocarriles, Gas, Agua y Energía Eléctrica, Telecomunicaciones, Correos, Fabricaciones Militares, entre muchas otras.

El proyecto estratégico neoliberal de hambre, miseria, desempleo, desindustrialización y dependencia, necesitaba una educación elitista y excluyente, a la que solamente puedan ingresar los técnicos y profesionales para las gerencias de los grupos financieros dominantes, dejando a la gran mayoría del pueblo argentino sin la posibilidad de ejercer el derecho a la educación.

Por eso, la Ley de Educación Superior vino a implementar, entre otras cosas:

>> La educación como servicio, quitando la palabra "derecho" de todo el texto de la Ley.

>> La posibilidad de que intereses económicos-financieros-privados financien la Educación Superior; a través de financiar investigaciones, postgrados, proponiendo pasantías; convirtiendo a la Educación Superior en una consultoría.

>> Desregulación del sistema de becas.

>> Posibilidad de que las Universidades establezcan cursos de ingresos eliminatorios.

>> La extensión concebida como “servicios a terceros”, y orientada a los intereses del mercado.

>> Autonomía como un valor en sí mismo, como dogma, desconociendo la relación entre la Educación Superior y las necesidades populares.

>> La C.O.N.E.A.U. como brazo evaluador y ejecutor de la aplicación de la L.E.S., los intereses económicos-financieros-privados y de las redes financieras trasnacionales representadas por el Banco Mundial, en detrimento de los intereses del pueblo. La regulación funciono como forma de disciplinamiento.

>> Fragmentación y separación entre niveles propias del proyecto neoliberal, para asegurarse el control de los contenidos, recursos y debates del proyecto educativo.

>> Impulsó el achicamiento del grado y la creación de postgrados arancelados.

Desde el 2004, miles de estudiantes, docentes, graduados, trabajadores no docentes y organizaciones sociales nos venimos organizando para debatir y consensuar un proyecto de nueva Ley de Educación Superior, basados en la inclusión, la masividad, la excelencia con compromiso social, el latinoamericanismo y antiimperialismo. Los Congresos "Latinoamérica Educa" han sido una herramienta masiva de convocatoria para estudiantes de toda la Argentina y Latinoamérica, para lograr estos objetivos.

Hoy, a 21 años de la reforma de la LES, nos encontramos ante una nueva coyuntura política a nivel nacional, con el triunfo electoral en noviembre de 2015 de la Alianza Cambiemos. En el plano educativo y científico-tecnológico, el no declarado pero evidente plan de achicamiento, desguace, elitización y mercantilización de la educación pública impactó fuertemente sobre nuestras Universidades, pero generó también una respuesta contundente de la comunidad universitaria en su conjunto. La masiva movilización del 12 de mayo, demostró la decisión que tenemos los estudiantes, docentes, no docentes, científicos, profesionales, y la sociedad en general, de defender lo que tanto nos ha costado conquistar y enfrentar en la calle a todos aquellos sectores que pretendan avanzar sobre la educación pública.

Este contexto histórico nos presenta la difícil, ardua, compleja y necesaria tarea histórica de construir una alternativa política nacional que pueda plantearse nuevamente un proyecto de país y de Universidad ligados a los intereses populares. El movimiento estudiantil debe, en este marco, construir una propuesta política de movilización y participación para ganar las calles y poder frenar la avanzada del gobierno del PRO-Cambiemos y así poder seguir conquistando derechos. Una propuesta política que pueda contener a la heterogeneidad de actores que componen el movimiento estudiantil, poniendo por delante la defensa de la educación pública.

Nos encontramos alertas y movilizados y seguimos levantando las banderas de una universidad pública y gratuita, la educación como un derecho y no un servicio y que los conocimientos tienen que estar en función de las necesidades de los sectores populares.

MILES

Movimiento Nacional Latinoamericanista Estudiantil

 

movimientomiles@yahoo.com.ar | www.somosmiles.com.ar | Todos los derechos reservados © 2013